Industria textil en Alemania.

Francia y Alemania acordaron el martes un plan conjunto para la política industrial en Europa, con el objetivo de ayudar a las empresas locales a competir con sus rivales extranjeros y proteger mejor las tecnologías clave de las adquisiciones en el extranjero.

“Si Europa quiere seguir siendo una potencia industrial en 2030 necesita una verdadera política industrial europea”, destaca un documento rubricado en 19 de febrero pasado por los ministros de Economía de Francia y Alemania, Bruno de Maire y Peter Almainer.

Bruno Le Maire, ministro de Economia y Finanzas de Francia.

El movimiento se debe a preocupaciones sobre empresas extranjeras, especialmente chinas, que adquieren conocimientos europeos y erosionan la base de fabricación en la que se basa la mayor parte de la riqueza del continente.

La decisión de Altmaier de moldear activamente la política industrial marca una clara ruptura con el enfoque tradicional de Alemania para las decisiones de negocios y de mercado.

En el que identifican tres pilares básicos con ese objetivo: en primer lugar, lograr una inversión masiva en el área de la innovación (con la búsqueda de la financiación apropiada), especialmente en Inteligencia Artificial (IA).

La Unión Europea (UE) reconoce que en este sector la región ha quedado rezagada, y luego modificar la normativa vigente en materia de regulaciones, entre ellas, las políticas de competencias, con especial énfasis en las relacionadas con las fusiones.

Peter Altmaier, Ministro Federal de Asuntos Económicos y Energía de Alemania.

En este sentido, Francia y Alemania propusieron otorgarle al Consejo Europeo, el foro que representa a los gobiernos de la Unión Europea, el derecho de anular algunas decisiones antimonopolio de la Comisión Europea en ciertos “casos bien definidos”.

Berlín y París quieren revisar las reglas de fusión de la UE tras el veto de la Comisión Europea de los esfuerzos de Siemens y Alstom para crear un conglomerado ferroviario europeo para competir con rivales extranjeros más grandes.

Por último, se propone defender las tecnologías, las empresas y los mercados comunitarios con medidas efectivas que, al tiempo de proteger a las industrias europeas, eviten la transferencia tecnológica hacia Asia (China en particular).
————————————————
Informe industrial / Comunidad Textil

————————————————————————————————————————————

Para comunicarse con ComunidadTextil: contacto@comunidadtextil.com