La compañía AlgiKnit Inc., con sede en Nueva York, esta desarrollando un hilado biológico en base a algas marinas. “Extraemos alginato y lo combinamos con otros biopolímeros renovables para producir nuestro hilado que es fuerte y extensible”, informaron.

La empresa sostiene que es hora de buscar alternativas sostenibles cuando se producen fibras y telas. Dice que los recursos disminuyen rápidamente y que las fibras naturales como el algodón consume muchos recursos para procesarlas. Por otra parte, las fibras a base de petróleo como acrílico, poliéster, nylon y spandex no son respetuosas del medio ambiente.

Por esto AlgiKnit Inc., que es una compañía de investigación en biomateriales, ha desarrollado un hilo compostable a partir de abundantes biopolímeros que se encuentran en las algas marinas, que pueden formarse en textiles portátiles. AlgiKnit extrae alginato y lo combina con otros biopolímeros renovables para producir un hilado que es lo suficientemente fuerte y extensible como para ser tejido a mano o por máquina para su uso en la fabricación textil. El producto final se puede teñir con pigmentos naturales.

“Usamos un proceso de extrusión para convertir nuestra mezcla de biopolímero en un filamento. Extraemos la mezcla en un baño de sal que cura el hilo biológico “, explica. Pero eso no es todo, para minimizar el desperdicio, todos los productos se tejen para darle forma. Esta técnica permite a AlgiKnit elaborar productos con poco o ningún desperdicio.

Aleksandra Gosiewski (izq.) y Asta Skocir, profesora asociada en el área de Fashion Design Apparel

“Nuestro objetivo es operar en un ciclo de vida del producto de ciclo cerrado, utilizando materiales con una huella ambiental significativamente menor que los textiles convencionales, para traer alternativas textiles biológicamente sustentables a las industrias del calzado y la indumentaria”, explica la cofundadora de AlgiKnit, Aleksandra Gosiewski.

AlgiKnit desarrolla biomateriales de los organismos de crecimiento más renovables y en ayunas de la tierra: algas marinas (laminaria digitata), una gran alga marrón también conocida como alga marina. Crece hasta 10 veces más rápido que el bambú y se cultiva en granjas acuáticas de todo el mundo en comunidades costeras, a menudo por pescadores y mujeres, lo que les proporciona ingresos durante la temporada baja.

Las algas marinas en las aguas costeras también absorben nutrientes de la escorrentía agrícola y de alcantarillado que pueden alterar los entornos costeros. Esto recupera los nutrientes para la próxima generación de biomateriales y, por lo tanto, mejora el medio ambiente. Kelp es, por lo tanto, un material ideal para el futuro de la fabricación sostenible.

Cuando el ciclo de vida del textil llega a su fin este material puede ser reutilizado. “Cuando el tejido está gastado puede descomponerse por los microorganismos y los nutrientes recuperados para la próxima generación de productos”, dice Aleksandra Gosiewski.

AlgiKnit fue fundada por Tessa Callaghan, Aaron Nesser y Aleksandra Gosiewski y surgió de BioEsters, el equipo ganador del BioDesign Challenge 2016.
———————————————————–
AlgiKnit / FashionUnited / Comunidad Textil

————————————————————————————————————————————

Para comunicarse con CueroAmérica: contacto@cueroamerica.com