En el primer bimestre de 2018 las importaciones de Argentina en el sector textil aumentaron un 24,7% en tanto las exportaciones subieron un 2,4%. El saldo comercial fue deficitario en US$ 215 millones. El 75% del total de las prendas importadas provino de China.

El precio de la indumentaria ingresada desde China anotó una caída del 6,7 por ciento en el segundo mes del año en la comparación interanual, apunta un informe de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria.

En un escenario marcado por la caída del consumo -en gran medida, impulsada por el deterioro del poder adquisitivo de los salarios- y el aumento del nivel de importación, la baja de la producción física de indumentaria fue otra de las tendencias que se consolidó a lo largo de 2017.

En el primer bimestre del año la actividad cayó un 6,1% interanual, mientras que los hilados de algodón exhibieron un retroceso del 5,4% y los tejidos se contrajeron un 6,2%. En cambio, las fibras sintéticas tuvieron una fuerte suba del 44,5%.

El sector textil de Argentina se encuentra en caída desde hace ya más de dos años. La fabricación de productos textiles presentó una caída del 24,9% en los últimos años, mientras que las prendas de vestir presentaron una fuerte merma del 27,2% entre los mismos años.

Según datos de las estadísticas oficiales, en enero y febrero de 2017 la fabricación de productos textiles presentó una caída del 6,7% con relación a 2016, mientras que la fabricación de prendas de vestir, terminación y teñidos de pieles reflejó una merma del 5,7% en este período.

Esta situación se da por la falta de competitividad de la industria local en un contexto de apertura comercial como el actual. La razón por la que la industria argentina no es competitiva actualmente es, esencialmente, por la valorización de la moneda local. A esto se agregan factores que impactaron muy fuerte en los costos de producción: importantes aumentos en el costo de financiamiento, el energético y los de logística, estos últimos empujados la suba en el precio de los combustibles.

Las importaciones en el período enero-febrero de 2018 sumaron un total de US$ 287 millones, lo que muestra un incremento del 24,7% con respecto a igual periodo de 2017. En cantidad, el ingreso de productos textiles presentó una suba del 21%, al alcanzar 46 mil toneladas frente a las 38 mil toneladas del mismo período del año pasado.

Por su parte, las ventas externas del sector textil e indumentaria de Argentina totalizaron US$ 72 millones con una leve suba del 2,4% frente a los US$ 70 millones del primer bimestre de 2017. En lo que respecta a los volúmenes exportados, alcanzaron un total de 15 mil toneladas, un 22,6% por debajo de las 19 mil toneladas de igual período de 2017.

El aumento de importaciones más grande se ve en los últimos eslabones, como prendas de vestir y confecciones lo que afecta a toda la cadena de producción, de acuerdo con el estudio de Federación de Industriales Textiles de la Argentina, FITA.

Según la CIAI, “en un contexto de fuerte caída de la actividad económica, esta situación se torna más grave aún, desplazando producción local de toda la cadena, a favor de las importaciones”, indicó.
————————————————————————-
Ambito Financiero / Agencia N.A. / Comunidad Textil

————————————————————————————————————————————

Para comunicarse con CueroAmérica: contacto@cueroamerica.com