Claudio Drescher, presidente de la CIAI

El presidente Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria, CIAI, Claudio Drescher, escribió una carta, dirigida a la opinión pública del país, en la cual se refiere a la problemática del trabajo no registrado y muy especialmente al drama del trabajo infantil. La entidad participó activamente en la “IV Conferencia Mundial sobre la Erradicación Sostenida del Trabajo Infantil”, realizada recientemente en Buenos Aires, donde ratificó el compromiso que con esta problemática tienen los asociados a la entidad empresaria que preside.

Escribe Claudio Drescher

Los fabricantes de indumentaria agrupados en la CIAI estamos comprometidos con cuidar a nuestros trabajadores. Procuramos cumplir siempre con las normas que garantizan su seguridad, su salubridad y las condiciones de formalidad en el empleo. Pero el contexto es arduo: en la Argentina, actualmente, en nuestra actividad hay 48 mil trabajadores en blanco, 50 mil en negro, y otros 100 mil que trabajan por cuenta propia.

Trabajo infantil en Bangladesh

Se estima que alrededor del 60% de la producción de ropa se realiza de modo informal. En este contexto, insistimos en que una de nuestras mayores preocupaciones es el combate al trabajo esclavo y precario, que no sólo implica condiciones inhumanas, sino también pone en riesgo a los más frágiles: niños, mujeres jóvenes, inmigrantes sin papeles.

Justamente, del 14 al 16 de noviembre pasado se realizó en Buenos Aires la “IV Conferencia Mundial sobre la Erradicación Sostenida del Trabajo Infantil”, donde nuestra Cámara estuvo presente como miembro de la Red de Empresas Contra el Trabajo Infantil.

En el encuentro se reforzaron los compromisos para cumplir la meta 8.7 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que plantea la erradicación del trabajo infantil en todas sus formas para 2025 y del trabajo forzoso, la esclavitud moderna y la trata de personas para 2030. Dos datos son desgarradores: hoy en el mundo hay trabajando 152 millones de niños y, de ellos, 72 millones ejercen trabajos peligrosos.

Adicionalmente, la Conferencia representó una oportunidad para abordar la temática desde distintos enfoques: estado de derecho y gobernanza, protección social y la transición de la economía informal a la economía formal, desarrollo local y trabajo rural, educación y trabajo infantil, peores formas de trabajo infantil y empleo juvenil, trabajo infantil y el trabajo forzoso en el marco de las migraciones, trabajo infantil y el trabajo forzoso en contextos conflictivos y humanitarios y en la explotación comercial sexual, empleo juvenil y cadenas de suministro.

Además, se hizo especial hincapié en la necesidad de abandonar la noción de que el trabajo infantil está relacionado con una “cuestión cultural”. Por el contrario, se insistió en generar acciones para demostrar que esto no es ni debería ser así.

Desde la CIAI hacemos nuestras las palabras que en la Conferencia pronunció Guy Ryder, director general de la Organización Internacional del Trabajo: “Sabemos lo que hay que hacer: un futuro sin trabajo infantil”.

————————————————————————————————————————————

Para comunicarse con CueroAmérica: contacto@cueroamerica.com