Fábrica confeccionista en Bangladesh.

Los industriales de la confección en Bangladesh exigen al Gobierno mayores subsidios para sus exportaciones, argumentando que los definidos en el presupuesto nacional presentado recientemente, no son suficientes para compensar el aumento en los costos de producción y los bajos precios.

La industria textil de Bangladesh genera alrededor de US$ 30.000 millones anuales mediante la exportación de prendas confeccionadas, lo que representa alrededor del 16 % de la economía y emplea a más de 4 millones de trabajadores.

Pero el año pasado, los precios de las prendas cayeron un 7,4 % en el mercado estadounidense y un 3,64 % en el mercado europeo en comparación con 2012, según la Asociación de Fabricantes y Exportadores de Prendas de Vestir de Bangladesh (BGMEA).

Los costos de los fabricantes han aumentado, principalmente por la suba de salarios. El año pasado, por ejemplo, hubo un gran aumento en el ‘salario mínimo’ para los trabajadores del sector moda de Bangladesh.

En abril, los industriales pidieron al Gobierno que extendiera la vigencia del subsidio del 5% a la exportación, que debería finalizar el 30 de junio.

El presupuesto propuso un incentivo en efectivo por única vez para los exportadores de prendas de vestir del 5% del valor de los bienes exportados a un nuevo mercado, frente al 4% actual. También propuso un subsidio adicional en efectivo, del 1% del valor total de las prendas exportadas.

La industria de la confección está presionando al Gobierno para que aumente el incentivo adicional al 3%, antes de que el presupuesto llegue al parlamento para su aprobación.

El presupuesto del ministro de Finanzas, AHM Mustafa Kamal, para el año fiscal 2019-2020 que comienza en julio tiene un gasto total de 5.230.000 millones de taka (US$ 61.900 millones) y un objetivo de crecimiento económico de 8,2% para el año. El presupuesto todavía debe ser ratificado por el parlamento bengalí.

Rubana Huq, presidenta de BGMEA.

La Asociación de Fabricantes y Exportadores de Prendas de Vestir de Bangladesh respalda la demanda de mayores subsidios debido a la caída de los precios internacionales y el aumento de los costos.

Rubana Huq, presidente de la BGMEA, dijo que varias fábricas habían tenido que vender maquinaria para pagar los salarios mensuales y las bonificaciones vinculadas al final del Ramadán. “Instamos al Gobierno a cuidar la industria”, dijo Huq.

Rubana Huq, que es gerenta general del Grupo Mohammadi, es primera mujer en presidir la Asociación de Fabricantes y Exportadores de Prendas de Vestir de Bangladesh (BGMEA) para el período 2019/2021.
—————————————————-
Fashion Network / Comunidad Textil

————————————————————————————————————————————

Para comunicarse con ComunidadTextil: contacto@comunidadtextil.com