Un nuevo estudio realizado por Altagamma Retail Revolution afirma que la industria del lujo está obteniendo menos ganancias debido a un aumento en los costos causados por diversos factores, por lo cual los expertos consideran que las marcas de lujo deben repensar sus estrategias. Las ventas en los grandes minoristas online y la crisis económica mundial generan fuertes cambios.

“Hay tres fuerzas que actúan hoy en día en el mercado de lujo: la expansión digital, los nuevos consumidores y la creciente competencia por los mejores mercados. Estos tres factores tienen un alto impacto en los costos, directamente afectando los retornos sobre el capital invertido, que por lo tanto bajaron fuertemente”, afirmó el especialista Luca Solca, en relación al informe.

Luca Solca experto en el mercado del lujo.

En el caso de las ventas digitales, los expertos explican que revolucionaron al mercado del lujo y obligaron a las marcas a repensar sus estrategias. Primero que nada, Internet bajó las barreras que impiden que algunas empresas ingresen a ciertos mercados con productos como calzado, relojes y anteojos, pudiendo competir con colosos del segmento sin necesitar grandes inversiones.

“Lo digital hace que se vean más claramente las falencias de las tiendas físicas, subrayando las grandes discrepancias en los precios, por ejemplo con descuentos de más del 30% en los productos vendidos online. Esto afectó la credibilidad de las empresas de lujo”, afirmó Solca.

Además, con los nuevos algoritmos las empresas pueden analizar qué pasa en el mercado en tiempo real, por lo cual grandes grupos como WeChat, Amazon, Google, Alibaba e Instagram pueden adaptarse rápidamente y posicionarse como importantes distribuidores de la industria del lujo.

Los principales consumidores nuevos son la creciente clase media de China y los millennials, que, como dice Solca, “quieren nuevos productos, diferentes de aquellos comprados por sus padres y los buscan casi exclusivamente en sus Smartphones y redes sociales”. El experto afirma que para acercarse a ellos las marcas deben “asumir riesgos en sus tiendas”, una estrategia que implica mayor complejidad y costos.

De esta forma, un foco de competencia es el lugar donde se instalan los locales físicos, que ya de por sí son caros de desarrollar y sostener. “La competencia creció porque hay menos espacio disponible y hay pocas ciudades en el mundo donde una marca de lujo debe sí o sí debe tener presencia física”, afirma Solca.
————————————————–
Fashion Network / Comunidad Textil

————————————————————————————————————————————

Para comunicarse con ComunidadTextil: contacto@comunidadtextil