Entre todos los diversos segmentos que incluye el sector del vestuario, uno de los que ganaron relevancia en Brasil, fue la moda playa y fitness. En las últimas dos décadas, el sector vive un proceso intenso de diversificación y aumento en la producción. El movimiento fue provocado especialmente por aumento del poder adquisitivo de la población brasileña en ese período.

El informe firmado por Marcelo Prado, socio-director de la consultora IEMI – Inteligência de Mercado, señala que el segmento de la moda playa y fitness pasó a contar con mayor atención de la cadena textil a partir de los años 90. Explica que a partir de ésa década fue la producción comenzó a registrar un crecimiento constante, aunque con ‘picos y valles’.

El primer gran pico llegó en 2000. Este año, la producción de la playa de playa alcanzó la marca de 202,4 millones de piezas, obteniendo un crecimiento del 12% sobre el año de 1999 y el 40% con respecto a 1990. Ya la moda deportiva llegó a 551,7 millones de piezas producidas en el 2000, con un aumento del 23% sobre el año anterior y un 71% comparado con 1990.

Del 2000 en adelante, el crecimiento de la moda playa y fitness se mantuvo continuo y estable hasta llegar a un nuevo pico. En 2010, la producción de la moda de playa llegó a 298,6 millones de piezas producidas, un 48% superior a la mayor alza anterior, en el 2000. Al año siguiente, la producción de moda deportiva / fitness alcanzó la marca de 787,7 millones de piezas, un 43% superior al 2000. A partir del 2012 la producción de este segmento comenzó a declinar, llegando a caer un 14% en promedio en 2017, en relación a los mejores desempeños de la producción de moda playa y fitness (2010 y 2011 respectivamente).

La serie negativa iniciada en 2012 fue potenciada por la crisis económica instalada en el país a partir de 2015. Con ello los artículos de moda playa y fitness mostraron no ser tan esenciales en la demanda de las familias, una vez que el consumo no mostró mucha reacción en comparación con otros segmentos de ropa.

Industria y producción
En el 2017, las micro y pequeñas empresas productoras de moda playa y fitness representaron el 97% de la producción y el 66% del empleo del segmento.

En términos de perfil, de 2012 hasta hoy el sector cayó como un todo, pero de forma más acentuada para las micro y pequeñas empresas, que enfrentaron muchas dificultades en el período, incluso con cierre de empresas (34% de ellas) y despidos (caída de 17% de empleados). Sólo hubo crecimiento en el número de organizaciones de gran tamaño (17%) y en la cantidad de empleados en las empresas medianas y grandes (16%), indicamndo que la recuperación ocurre de manera lenta, principalmente entre las de menor porte.

Es importante destacar que las ropas de playa y deportivas / fitness en tejidos de malla representaron el 77% del volumen fabricado en 2017 – los tejidos planos se quedaron con el 23%. Esta proporción se ha mantenido en los últimos años, con ligera variación para el crecimiento en el uso de tejidos de punto. En la moda playa, el 92,2% se produce en tejidos de punto y en moda deportiva el 68,8%. El uso en tejidos planos es bajo, especialmente en moda playa (0,8%), debido a la necesidad de mayor elasticidad del tejido y también menor peso.

Importaciones y exportaciones
Entre los principales países de origen de las importaciones brasileñas de artículos de ropa de playa y deportiva / fitness, se destaca China. Representa aproximadamente el 79,3% de las importaciones de ropa de playa y el 56,9% de deportivas / fitness. Bangladesh es el segundo mayor proveedor en Brasil, participando con un 6% de playa y un 11,6% de deporte.

En las exportaciones de ropa de playa de Brasil, el principal país de destino fue Estados Unidos, con 27.2%, seguido por Portugal con el 7,6% del valor exportado en 2017. En ropa para deportes / gimnasia, el destino principal fue Paraguay con 28,1%, seguido por Uruguay, con el 14,2%, Bolivia, con el 9,7%, Estados Unidos, con el 7,7% y la Argentina, con el 3,5% de los valores exportados en 2017. En conjunto, los cuatro países de América del Sur corresponden por el 55,5% de las exportaciones nacionales de moda deportiva.

Es evidente la buena penetración de artículos brasileños de moda playa y deportiva / fitness en mercados más relevantes y con mayor nivel de renta en comparación con otros segmentos del sector de vestuario.

Perspectivas futuras
Brasil espera para el 2018 un inicio de recuperación y se estima que los artículos de moda playa podrían presentar un crecimiento del 1,5% en volumen, superior a la media esperada para la producción la ropa en general, que es del 0,8%. Y para artículos de moda deportiva / fitness se espera en cantidad de prendas producidas, un avance de sólo el 0,7%.

En este momento, en que la demanda en Brasil empieza a volver a calentarse, es esencial que las empresas inviertan en una mayor diversificación de productos a los consumidores y también apueste en la calificación y profesionalización de los funcionarios. Quien opte por ese camino cosechará los frutos allá adelante.
——————————————————————-
IEMI Inteligência de Mercado / Comunidad Textil

————————————————————————————————————————————

Para comunicarse con CueroAmérica: contacto@cueroamerica.com