Xi Jinping y Donald Trump no logran definir la relación entre sus países.

China ha aceptado tomar medidas para importar una mayor cantidad de productos estadounidenses con el objetivo de reducir el déficit comercial que este país mantiene hace años con Beijing. El anuncio a través de un comunicado conjunto puso en alerta al resto del mundo que ya tiene un mercado consolidado en el mercado chino o que aspiran a lograrlo.

La nota no menciona el objetivo norteamericano de reducir en US$ 200.000 millones del superávit comercial chino, dato que fue expresado recientemente por la Casa Blanca.

Beijing y Washington prometen continuar con sus conversaciones para reducir este superávit, que ronda los US$ 335.000 millones al año y que amenaza con desatar una guerra comercial.

“Existe un consenso a favor de la implementación de medidas efectivas para reducir sustancialmente el déficit comercial de Estados Unidos con China”, dice el comunicado. “Para satisfacer las crecientes necesidades de consumo de los chinos y la necesidad de un desarrollo económico de calidad, China aumentará significativamente sus compras de bienes y servicios a los Estados Unidos, lo que ayudará a respaldar el crecimiento y el empleo en Estados Unidos”, continúa el comunicado.

Donald Trump y Larry Kudlow definen su política hacia China.

China, añade que “hará cambios relevantes a sus leyes y regulaciones”, principalmente en materia de propiedad intelectual, para permitir un aumento en las importaciones estadounidenses. La declaración fue redactada después de las negociaciones celebradas a mediados de mayo en Washington, en presencia del viceprimer ministro Liu He.

Donald Trump, quien tuvo a la reducción del déficit comercial con China como uno de los temas principales de su campaña electoral, fijó el objetivo en US$ 200.000 millones. Amenaza, de no lograrlo, con aplicar nuevas cargas arancelarias a ciertas categorías de productos chinos.

Larry Kudlow, asesor económico del gobierno de EE.UU.

El asesor económico estadounidense, Larry Kudlow, anunció luego de la reunión que China se comprometió a hacer lo necesario para lograr que se cumpla lo acordado. No obstante, la información, anunciada un poco antes por fuentes estadounidenses, fue desmentida por Beijing.

El comunicado conjunto es “un buen ejemplo de una situación en la que todos salen ganando”, informó posteriormente la agencia oficial de noticias Xinhua. Las medidas anunciadas permitirán a Estados Unidos reducir su déficit comercial aumentando sus exportaciones a China, y permitirán a China diversificar y mejorar la calidad de sus importaciones, destacó.

Beijing siempre se ha resistido a las “demandas irrazonables” de Washington, reitera la agencia, que considera que una resolución de la disputa comercial entre los dos países será complicada y tomará mucho tiempo.

Un paquete de medidas, incluidos nuevos compromisos de protección de la propiedad intelectual, podría adoptarse durante una posible visita a Washington del vicepresidente chino, Wang Qishan, en los próximos meses, dijo un representante de alto nivel en Estados Unidos.
———————————————–
Fashion Network / Comunidad Textil

————————————————————————————————————————————

Para comunicarse con CueroAmérica: contacto@cueroamerica.com