Muchos hombres y muchas mujeres de Argentina se quejan de que no encuentran fácilmente ropa de su talle. El problema sigue sin resolverse pese a que hay un proyecto de Ley en el Congreso esperando tratamiento y esta en curso un estudio antropométrico de los cuerpos argentinos que realiza el INTI pero que en 2016 el gobierno dejó sin financiamiento.

Estos temas son tratados en un artículo que publicó el diario argentino La Nación. En el se recuerda que en el último tiempo la moda llevó esporádicamente a las modelos denominadas ‘plus size’ a las portadas de revistas, publicidades y desfiles, pero fue el diseñador Prabal Gurung quien volvió a poner el tema en agenda mundial de la industria cuando señaló que una acción de vez en cuando no era suficiente para impulsar el cambio.

Mientras lanzaba una colaboración con la marca especializada en talles grandes Lane Bryant explicó que su propio entorno de la moda le preguntó por qué se ocupaba de diseñar para la gente gorda. “Siento el deber de ofrecer a las mujeres una opción para presentarse al mundo, y esto no se detiene en el tamaño 8 o incluso 16”, transcribe el artículo.

Michael Kors y Christian Siriano son los que más contribuyen, junto a Prabal Gurung, a la diversidad de cuerpo al momento de diseñar, pero lo que distingue a este diseñador oriundo de Nepal es el mensaje feminista que imprime en sus colecciones.

Sharon Haywood, directora de AnyBody Argentina

El desfile primavera verano 2017 presentado en la semana de la moda de New York sobresalió por las remeras con leyendas que se convirtieron en tendencia, pero es la gestión de las inquietudes de la mujer que busca vestirse lo que lo impulsa como referente. Desde que lanzó su etiqueta en 2009, este diseñador que vistió a Michelle Obama, Sarah Jessica Parker y Diane Kruger, ofrece una tabla hasta el 22.

Otro debate surge de los talles y la necesidad de que todas las personas cuenten con mismas oportunidades para conseguir ropa son los tamaños y denominar plus size a talles comunes.

Sharon Haywood, directora de AnyBody Argentina, ONG británica que lucha por “la diversidad de cuerpos y la prevención del deterioro físico y mental por intentar una perfección irreal”, dice que al 70% de las personas de la Argentina les cuesta encontrar ropa en su talle y advierte: “Mucha gente cree que la Ley de Talles es para la gente gorda, pero la verdad es que se trata de talles comunes, no grandes.”

Haywood señala que Argentina no tiene una tabla basada en cuerpos argentinos, sino en europeos. “Hay 14 leyes de talles en el país y todas las normas son distintas. La única en común son las normas IRAM (Instituto Argentino de Normalización y Certificación), pero no está aplicada a los cuerpo argentinos.”

“La industria textil dice que no hay recursos económicos para invertir en más talles” comenta la activista de AnyBody y puntualiza en la confusión de talles comunes con especiales como algo propio de Argentina aunque la falta de diversidad es una problemática global. “Los tiempos cambiaron al igual que los cuerpos y los estilos de mujeres de todas las edades, formas y tamaños” explica.

La sensación de frustración que se genera al querer comprar y no encontrar porque las prendas son chicas es importante. En el fondo creemos que la razón de todo esto es la glorificación de ser delgado. En Argentina hay más compromiso con ese ideal de belleza, por eso revertir esa idea implica un cambio cultural que llevará tiempo. Creo que el activismo de cada persona genera pasos y bien vale pelear por la diversidad.”

Campaña de AnyBody Argentina

Un gesto que puede marcar precedente es la comunicación en redes sociales de mujeres que comparten sus estilos sin un estereotipo de belleza dictaminado por la industria. Pero también son necesarios diseñadores y marcas que les interese, decidan incluir y además tengan la capacidad de vestir a diferentes cuerpos, pero no hay que olvidar que es el Estado el que debe regular este cambio de paradigma en la industria textil.

“¿No te queda?”, “Mirá que cede, eh!”, “Es el más grande”. Estas son algunas de las respuestas que se escuchan a diario en los locales de ropa, y son naturalizadas por la consumidora, pero se busca desterrar con el proyecto enviado al Congreso en abril último, que fue elaborado en conjunto por la diputada Victoria Donda y la ONG Any Body Argentina. Por falta de quórum en la Cámara de Diputados actualmente no se está debatiendo este proyecto que solicita una serie de talles -entre 7 y 8- y medidas basadas en cuerpos argentinos.

Las tablas de talles son diferentes en nuestro país, depende de la localidad y municipio, aunque son las normas del Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM) el denominador común de estas reglamentaciones. Éstas sugieren que las prendas para hombres, mujeres y niños deben ser identificadas de acuerdo con las medidas corporales de las personas a las cuales se destinará la prenda. En Web del IRAM se publica que esta serie busca “orientar tanto a consumidores como a productores para evitar la anarquía en la marcación de la indumentaria”, pero la tabla está basada en cuerpos europeos, no argentinos.

En 2014 el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) lanzó el primer estudio antropométrico para averiguar cómo son los cuerpos argentinos y unificar la información de las medidas y formas. El estudio siguió en marcha a pesar de que en 2016 el Gobierno le quitó el presupuesto otorgado. En este momento, las mediciones con el escáner corporal 3D se preparan para comenzar una nueva fase, con vistas a 2018.
—————————————-
La Nación / Comunidad Textil

————————————————————————————————————————————

Para comunicarse con ComunidadTextil: contacto@comunidadtextil.com