La economía argentina, y en particular el sector textil y de la confección, atraviesan una situación crítica, informó la cámara sectorial Federación de Industrias Textiles Argentinas, FITA. En el primer cuatrimestre de 2017 el nivel de actividad del sector tuvo una caída del 19,1%, en promedio. La baja del consumo y las importaciones que en los primeros cinco meses del año acumulan incrementos del 60%, en el caso de las prendas, generaron esa crítica situación. Más de 50.000 trabajadores afrontan suspensiones y despidos, advirtió.

Como consecuencia de la fuerte caída del consumo y el aumento de las importaciones, se agravó la desocupación en el sector textil en Argentina y muy especialmente en el Gran Buenos Aires, donde esta instalada gran parte de la industria.

Más de 50.000 trabajadores afrontaron suspensiones y despidos, entre el año pasado y el primer trimestre de 2017, según informó la cámara sectorial FITA. Sólo en el primer cuatrimestre de 2017, el sector observó un descenso en su nivel de actividad de 19,1%, en promedio. También se deterioró el porcentaje de utilización de la capacidad instalada, que en abril pasado se situó en un 55%, muy por debajo del nivel general de la industria, de 65%.

El desempleo en Argentina para el primer trimestre de 2017, según informó la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), del oficial Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), ascendió a 9,2%. Sin embargo, en la actividad textil se llegó a cifras de dos dígitos, hasta un 11,8% en el conurbano bonaerense. La economía, y en particular el sector textil y de la confección, atraviesan una situación crítica. Otros ejemplos de desempleos de dos dígitos se registran en la provincia de Catamarca (10,8%) o en las ciudades de Mar del Plata (10,4%) y Rosario (10,3%).

En tanto, las importaciones en los primeros cinco meses del año acumulan incrementos de 60%, en el caso de las prendas, y de 28%, en confecciones.

Durante el primer cuatrimestre del 2017, las importaciones totales de productos textiles marcaron un aumento interanual del 4,9% en dólares y un 0,2% en toneladas, aunque con un alza de hasta el 61,4% en kilos para el caso de las prendas de vestir, según la Fundación Pro Tejer, que reúne a toda la cadena de instituciones y profesionales y empresarios del sector textil-confecciones.

El informe del primer cuatrimestre expresa que los rubros Confecciones para el hogar y Prendas de vestir son los de mayor crecimiento. En el primer caso, el aumento de las importaciones fue del 10,2% en dólares y 27,8% en kilos contra el primer cuatrimestre de 2016.

“Se observa una profundización del cambio en la composición de los rubros textiles, evidenciado por la mayor participación de los productos terminados al final de la cadena dentro de las importaciones totales”, analizó la Fundación ProTejer.
——————————————
iProfesional / Comunidad Textil

————————————————————————————————————————————

Para comunicarse con Comunidad Textil: contacto@comunidadtextil.com