La industria de los textiles de Estados Unidos está presentando una fuerte tendencia a la automatización y control de los procesos de producción. Los especialistas consideran que este hecho contribuye al crecimiento de la industria.

Según estudios recientes, hay cuatro factores que impulsan esta tendencia: la mayor calidad de la cadena de suministro del algodón, la provisión de energía relativamente barata, la fuerza de trabajo muy calificada que puede manejar la automatización, y la buena infraestructura de transporte, incluyendo puertos y rutas.

James Borneman, editor en jefe de Textile World Asia, destacó en un artículo publicado recientemente que es un mito creer que la automatización generará la pérdida de puestos de trabajo. De hecho, considera que los avances en este sentido generan mayores oportunidades y beneficios para los trabajadores.

El especialista destacó varias innovaciones recientes. Por ejemplo, la empresa SoftWear Automation Inc., de Estados Unidos, está desarrollando una tecnología robótica que ya empezó a despertar el interés de empresas locales y extranjeras.

Otro ejemplo es el de la empresa de investigación y desarrollo llamada Staubli. Borneman destaca que las tecnologías electromecánicas y mecatrónicas que está diseñando están ayudando a solucionar problemas de producción tradicionales y mejorando la fabricación de telas decorativas.

Finalmente, Borneman asegura que el impacto de la automatización en la industria textil es muy positivo. Considera que estas innovaciones están modificando todos los procesos y mejorando la calidad, consistencia, control de costos e incluso las condiciones de trabajo y oportunidades de empleo.
—————————————————-
Textile World Asia / Comunidad Textil

————————————————————————————————————————————

Para comunicarse con CueroAmérica: contacto@cueroamerica.com