El minorista online Amazon patentó un sistema de fabricación bajo demanda diseñado para producir ropa y otros productos rápidamente, solo después de recibir el pedido de un cliente.

El sistema computarizado incluiría impresoras textiles, cortadores y una línea de montaje, así como cámaras diseñadas para capturar imágenes de prendas que proporcionarían retroalimentación sobre las alteraciones necesarias en los artículos posteriores. Para aumentar la eficiencia, los productos se fabricarán en lotes según factores como la dirección de envío del cliente, según indica la patente.

“Una vez impresos, cortados y montados varios productos textiles según los pedidos, pueden procesarse a través de un control de calidad, fotografiarse para su colocación en un sistema de comercio electrónico, enviarse a clientes y / o almacenarse en un centro de manejo de materiales para el cumplimiento de pedidos.

“La patente dice. “Al agregar órdenes desde diversas ubicaciones geográficas y coordinar los procesos de ensamblaje de prendas de vestir a gran escala, las formas de realización proporcionan nuevas formas de aumentar la eficiencia en la fabricación de prendas de vestir”.

La implementación de este sistema de producción on-demand (a demanda) ayudaría a bajar el valor del inventario de Amazon, que subió a un alto nivel. Se dice que empresas como H&M (Hennes & Mauritz), A&F (Abercrombie & Fitch) o Gap, también tiene inventarios muy elevados en relación a sus operaciones en efectivo.

Otra ventaja de este nuevo sistema productivo es que permite evitar la obsolescencia. Como cada “producto textil” se fabrica en base a un pedido, no se registrarían inventarios obsoletos como resultado de una mala evaluación de la demanda, análisis incorrectos en cuanto a las tendencias de la moda o inadecuada asignación de las cantidades.

Amazon solicitó la patente a finales de 2015 e, independientemente de si se está construyendo o no, es la última señal de que el gigante del comercio electrónico tiene la mira puesta en ser un jugador gigante en la industria del vestido.

La compañía ya cuenta con una impresionante selección de indumentaria. Además, también ha comenzado a vender ropa con sus propias marcas, que son al menos ocho y que incluyen desde ropa para niños hasta vestidos de mujer y camisas de vestir para hombres, indumentaria deportiva y mucho más.

Los inventores de esta patente dejaron en claro que creen que dicho sistema también podría funcionar en otras categorías, tales como “calzado, ropa de cama, cortinas, toallas” y elaborados en diversos materiales como, “papel, plástico, cuero, caucho y otros”.

Amazon tiene su propia marca de ropa de cama y toallas, llamada Pinzon.
Dos de los inventores nombrados en la patente son Aaron Barnet y Nancy Liang, cofundadores de la startup de impresión en 3D Mixee Labs, que se fue a trabajar a Amazon justamente en el 2015.
———————————————————–
Recode / Seeking Alpha / Comunidad Textil

————————————————————————————————————————————

Para comunicarse con CueroAmérica: contacto@cueroamerica.com