La amenaza de la Unión Europea de aplicar un impuesto del 25% a la importación es causa de una gran preocupación para las marcas de indumentaria de los EE.UU. La medida podría afectar también al sector agrario dedicado al algodón y otras fibras utilizadas por el sector textil.

La UE ha amenazado con aumentar el impuesto a la importación hasta en un 25% para las marcas estadounidenses que venden en Europa. Una medida que, si se aplica, podría tener un gran impacto en el sector de la confección de Estados Unidos.

No está claro si se trata de una postura meramente política, pero sin duda será una noticia desagradable para los principales fabricantes, las marcas y los mayoristas de ropa de Estados Unidos que podrían ver las ganancias golpeadas fuertemente si este impuesto llega a buen término.

Esto sigue la propuesta de la administración Trump para aumentar las tarifas comerciales en acero y aluminio europeos. Se aplicarse esta medida las marcas estadounidenses de ropa se enfrentarán a un período de incertidumbre.

Para sobrevivir frente a este aumento, las empresas -incluidos los grandes nombres como Levi Strauss- casi seguramente tendrán que responder con aumentos de precios, haciendo que las prendas sean mucho menos atractivas para los compradores en los países de los estados miembros de la UE.

Las camisetas y los pantalones vaqueros son los dos productos más importantes exportados por el sector estadounidense de la confección, por lo que Levi’s es citado por muchos medios de comunicación como uno de los perdedores más importantes, si este impuesto pasara de ser una amenaza política a una realidad.

Los productos agrícolas también pueden verse afectados por la propuesta, como que el algodón u otro material básico de fibra de vestir que se cultive en los EE.UU.
———————————
T.Evo / Comunidad Textil

————————————————————————————————————————————

Para comunicarse con CueroAmérica: contacto@cueroamerica.com