El la empresa Kering, dueña de grandes marcas de lujo como Gucci, Balenciaga, Saint Laurent, Bottega Veneta y otras, ha hecho corren la noticia de que se desprendería de la marca Puma, comprada por el grupo en 2007. La razón por la que se desprendería de la marca deportiva y lifestyle sería que los directivos, formados para el sector de marcas de lujo, no han logrado manejar los códigos del mercado sport.

Pero esta hipótesis parece hoy más real que nunca, si se cree en una serie de notas realizadas por los equipos de grandes bancos y gabinetes en las últimas semanas. Incluso hay una clara mención de una venta para 2018.

Los medios le asignan a los analistas de mercado la información. Estudian que el CEO del grupo, François-Henri Pinault, ha decidido dar un paso atrás y retirarse de la junta directiva del grupo alemán.

Francçois-Henri Pinault, presidente del grupo francés Kering

Explican que la valoración de Puma en el mercado bursátil ha aumentado, rozando de nuevo los 330 euros por acción (el 5 de octubre), valor en el que se encontraba hace diez años. En ese momento, Kering había desembolsado 5.300 millones de euros por Puma. También dicen que la marca disfruta ahora de un repunte en las ventas y la marcada mejora en sus cifras en comparación a trimestres anteriores.

“La nueva dinámica de las ventas y la mejora de los márgenes operativos podrían allanar el camino para una posible venta”, dijo Thomas Chauvet, analista de Citi, citado por Reuters. La agencia de noticias también mencionó que una nota de HSBC estima que el grupo Kering “finalmente ha recuperado la inversión, diez años más tarde, lo que hace que una venta de Puma sea más probable”. Tos los comentarios parecen orientados hacia atraer a un comprador.

La valoración actual de Puma, de casi 5.000 millones de euros, podría ser satisfactoria para Kering (propietario del 86% de las acciones de la marca), mientras que en 2016 François-Henri Pinault había afirmado que no consideraría la venta de la marca en 2016 ni en 2017.

Sin embargo, si bien Kering podría estar pensando en la venta, son pocos los compradores con capacidad de hacer tal adquisición por un activo que aún no tiene la rentabilidad de Nike o Adidas. Especialmente al considerar que una posible venta de Reebok por parte de Adidas es otro rumor que corre regularmente en esta industria. Los observadores hablan de fondos asiáticos, pero realmente no mencionan nombres concretos, ni indicios de que existan.

Reuters ha afirmado que Kering tiene alternativas financieras: emisión de títulos en el mercado o dividir y luego distribuir los títulos a los accionistas. Para el gigante del lujo, la venta le daría la posibilidad de ampliar su cartera de marcas de lujo, con la adquisición, quizás, en el dinámico mercado de la joyería.
————————————————
Fashion Network / Comunidad Textil

————————————————————————————————————————————

Para comunicarse con ComunidadTextil: contacto@comunidadtextil