En la Argentina sigue aumentando la importación de productos textiles, la que alcanzó un récord histórico. En el primer trimestre del año se registraron incrementos del 78% en confecciones. En tanto, la producción nacional de indumentaria y otros artículos que cayó un 18% en marzo y según datos oficiales el uso de la capacidad instalada en las industrias del sector llegó al 57,3%, registrando el mayor derrumbe interanual al retroceder 16,2 puntos. La fuerte caída del consumo agrega dramatismo a la situación de la industria local.

De acuerdo a la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI), en marzo la importación de prendas de vestir en términos de volumen registró un aumento del 135%, hasta casi 3,2 millones de kilos. Las compras rezaron los US$ 70 millones, el doble que en igual mes de 2016.

Claudio Drescher, presidente de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria, CIAI

Tomando los primeros tres meses del año las importaciones de prendas de vestir alcanzaron un valor de US$ 135 millones (46% más que en el mismo período del año anterior), y totalizaron seis millones de kilos, con un incremento del 78%.

En otro informe, la Federación de Industrias Textiles Argentinas (FITA), señaló que “en un contexto de fuerte caída de la actividad económica en el país, esta situación se torna más grave aún, desplazando producción local de toda la cadena a favor de las importaciones”.

La CIAI destaca el incremento de las compras de vestimenta a China, principal proveedor de esa mercadería al mercado argentino. A título de comparación, “las cifras mensuales desde principios de siglo no superaron los 35 millones de dólares mensuales, con volúmenes inferiores a 1,5 millones de kilos”, salvo en dos ocasiones puntuales, puntualizó en un comunicado.

El precio promedio de importación se ubicó en US$ 21,9 por kilo, frente a US$ 26 en marzo del año pasado, “por debajo del registrado a fines de 2016 y principios de 2017, cuando ya era visible la tendencia bajista”. Ese abaratamiento a niveles mayoristas, sin embargo, no se reflejó automáticamente en bajas de precios al consumo: el índice de precios difundido por el ente oficial Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) arrojó para “Indumentaria” en marzo un aumento de 4,8%, que se elevó a 6,8% en el subrubro “Ropa exterior”.

La CIAI precisó, por otra parte, que el origen de la mercadería importada fue el usual, con el agregado de proveedores de Colombia y el regreso de Pakistán. En marzo, cuatro países -China, Vietnam, Perú e Indonesia- representaron el 80% del monto importado y más del 85% del volumen de las prendas ingresadas al país.

Se observaron en ese mes compras externas superiores al promedio en los casos de China (125% de alza interanual en valores y 177% en volumen), así como de Paraguay, Turquía y Brasil, aunque en estos últimos por montos de incidencia reducida.

China concentra ya dos tercios del monto total de indumentaria comprada en el exterior, y por primera vez sumó el 80% de los kilos importados. Los precios de las prendas chinas descendieron desde US$ 22,4 por kilo en marzo del año anterior a US$ 18,2 el mes pasado, precisó la cámara. Turquía, Colombia e India, en menor medida, bajaron asimismo sus precios promedio y todos los demás países los subieron, “algunos considerablemente, como Brasil”.

Voceros de la Cámara de la Indumentaria precisaron que el detalle de las importaciones en ningún caso incluye las enormes compras realizadas (y no declaradas) por turistas argentinos especialmente en Chile, y también en Paraguay y otros países.

Durante el primer trimestre más de 480 compañías realizaron compras de indumentaria en el exterior, “por lo que se calcula que alrededor de 180 nuevas empresas comenzaron a importar prendas en enero-marzo, en relación al mismo trimestre del año anterior”, destacó la CIAI.

Teddy Karagozian, titular de TN Platex S.A.

También durante ese período China continuó siendo el principal socio comercial, ya que acumuló el 65% del valor importado total y el 78% del kilaje (cifra que no alcanzó en el pasado), y junto con Vietnam, Perú e India aportaron el 80% del monto total y el 85% del volumen ingresado.

Sobresalieron además, en términos interanuales, Bangladesh, Paraguay, Brasil, y en menor medida Turquía y Pakistán, concluye el informe empresarial.

Teddy Karagozian, presidente de la textil más grande del país -TN Platex-, sostuvo que “un dólar aplastado para frenar la inflación significa un incremento del costo en dólares, eso va a va a hacer que aumenten las importaciones y disminuya el empleo privado”.

El empresario indicó que, según cifras oficiales, en un año y medio se perdieron “entre 7 y 8 mil empleos”, y aclaró que además “hubo mucha gente con menos horas de trabajo y más gente que estuvo suspendida con el 70 % del salario”. “Las estadísticas son un poco engañosas porque el despido es la última herramienta que tiene un empresario”, señaló.

Voceros del sector recordaron que, debido al importante porcentaje de trabajo no registrado que existe en el sector confecciones, seguramente el número de despidos es mucho mayor que el de los datos oficiales.
———————————————————————
Ambito Financiero / Agencia NA / Comunidad Textil

————————————————————————————————————————————

Para comunicarse con Comunidad Textil: contacto@comunidadtextil.com