Escribe Mauricio Herzovich

El triunfo de Donald Tremp en las elecciones presidenciales de la primera economía mundial y principal mercado, más que inesperado era poco deseado por los operadores económicos de todo el planeta. Por eso, y ante la poca claridad sobre la posibilidad real de que en un futuro próximo se pongan en marcha las ideas que el ‘candidato’ clamó durante la campaña, el GPS de todos los operadores económicos repite hoy: “Recalculando”.

Donald Trump, un triunfo que deja al mundo empresario en ascuas

Donald Trump, un triunfo que deja al mundo empresario en ascuas

En primer término, y para aclarar cualquier mal entendido, si usted busca encontrar aquí una orientación sobre la línea precisa que emprenderá la próxima administración de la Casa Blanca, aclaro que no será éste el lugar en que la encuentre. Muy por el contrario, sólo buscamos dar el primer paso y convocar a nuestros lectores y lectoras a que en conjunto reflexionemos sobre posibilidades o caminos que podrá tomar el comercio mundial. Para esto podremos partir de algunos comentarios del candidato Trump durante la campaña electoral, y alarmarnos. Pero será bueno recordar y tener en claro, que ningún candidato cumple puntillosamente todo los que promete. Porque no quiere, porque no puede o porque no lo dejan….

Los analistas políticos ya han bautizado las propuestas de Trump como un ‘populismo de derecha’. El fuerte operador inmobiliario neoyorquino se ha mostrado nacionalista a la hora de hablar de la deslocalización de las empresas que poblaban la Unión y ha dicho que defenderá los `puestos de trabajo americanos’, poniendo freno al Tratado de libre comercio Transpacífico (TPP), y al NAFTA y otros en el freezer. Pero también que quitará impuestos a los más ricos y que no será especialmente gentil con los más pobres.

Los grandes medios de comunicación no lo trataron bien y muchos avisaron expresamente –como es habitual en ese país- que apoyaban a Hillary Clinton. Y as encuestan generalmente decían que ganaba por puntos la candidata demócrata. Una vez pasada la sorpresa, los encuestadores aseguran que hubo voto vergonzante -el famoso ‘yo no lo voté’-, así que es un desafío interesante preguntarse qué sectores le brindaron tantos votos a Trump.

Un estudio publicado por USA Today muestra que, a pesar de ser vituperados intensamente por la prédica del candidato, hubo negros, latinos y espacialmente muchas mujeres, que prefirieron a Trump como su presidente.

Parece ser que el votante medio norteamericano -ser humano sencillo que sólo aspira a vivir bien y poder ascender en la escala social- ha sido seducido por quién se ocupó de hablarle sencillo de sus problemas de trabajo y nivel de vida. Y la respuesta en las urnas muestra que para ellos cuenta más su vida cotidiana que la posteridad. Les preocupa más su cotidianidad y expectativas de progreso personal, aspectos que las nuevas formas del capitalismo parecen haber degradado en las últimas décadas.

Así demostraron al establishment que -dicho en forma un tanto burda- prefieren tener una buena pistola bajo la almohada que estar orgullosos por los maravillosos misiles y aviones teledirigidos que tiene el país para marcar que es la potencia mundial dominante. Y, a pesar de la referencia a la posesión de armas, la misoginia y el racismo del que hizo gala Trump, que tanto preocupan, es posible que sean esencialmente provocaciones para llamar la atención. Actitudes ‘reaccionarias’, que evidentemente no caen antipáticas al corazoncito aún machista de hombres y mujeres de amplios sectores en los EUA.

Pero pensando en nuestros negocios y que EE.UU. es el mayor mercado mundial, uno podría preguntarse si es posible que esta marcha nacionalista llegue a los mostradores. Cumplirá Trump su promesa de limitar las importaciones? Romperá tratados de libre comercio? Influirá su prédica en que el consumidor norteamericano se pregunte por qué no se fabrican su ropa, sus zapatos, su teléfono y su auto en su país, como en otra época?

También es un interrogante esencial cómo responderán otros mercados que, como el europeo, están viendo la conveniencia y necesidad de recuperar sus industrias para salir de sus respectivas crisis económicas y sociales. Y es obvio que China y los demás países del Sudeste Asiático tendrán algo para decir, pensando los puestos de trabajo de su enorme población que hoy produce para el mercado norteamericano.

En relación a las políticas y medidas concretas, es sabido que tener el manejo del gobierno de un país no es detentar todo el poder. Esta certeza que tienen desde siempre los habitantes de muchos países, la vivió intensamente el saliente Barak Obama. El primer presidente negro de USA sufrió durante sus dos períodos un Parlamento en contra y un ‘Pentágono’ indomable, espacios donde naufragaron sus mejores iniciativas.

Donald Trump, a pesar de su locuacidad es un enigma para todo el mundo

Y Donald Trump tendrá que lidiar quizás con un Parlamento que, a pesar de estar dominado por sus ‘compañeros’ republicanos, no es seguro que le responda totalmente. Después de una campaña plagada de rechazos, incluidos los de su propio partido, es incierto qué actitud tomará éste hacia sus propuestas. Lo que es seguro, es que no acompañarán cualquier decisión de Trump y que probablemente balancearán las políticas de su gobierno.

También habrá que tener en cuenta que, una vez acallados los chisporroteos de la violenta campaña electoral, el outsider Donald Trump a partir de enero de 2017 devendrá en un señor “presidente”, que será conciente y más consecuente con el respeto a las estructuras y estilos de su nuevo trabajo.

Finalmente, él podrá cumplir sus promesas o no, pero lo que no podrán hacer el resto de los dirigentes a lo ancho del mundo es no entender el mensaje de esta elección. Deberán comenzar a atender las necesidades y opiniones de ese ciudadano medio y de quienes están más abajo en la escalera social de sus respectivos países, porque lo que sí demostró esta elección es que el marketing político y la influencia de los medios de comunicación tienen sus límites.
—————————————–
Mauricio Herzovich es director de los portales Comunidad Textil y CueroAmérica.
contacto@cueroamerica.com

————————————————————————————————————————————

Para comunicarse con Comunidad Textil: contacto@comunidadtextil.com